14 puntos clave que debes saber antes de migrar tu Sistema IBM i a un equipo nuevo

by | Ene 8, 2020 | Alta Disponibilidad

La necesidad de migrar su IBM i – AS/400

Con la introducción del nuevo IBM POWER9 en 2018, el rendimiento de los servidores POWER dieron un salto enorme en cuanto a escalabilidad y rendimiento. La idea de migrarse a estos nuevos y poderosos equipos es tentadora y necesaria si la compañía cuenta con un POWER6 o anterior. Sin embargo, es necesario tener claro varios puntos antes de migrar la data, aplicaciones y configuraciones de tu Sistema IBM i – AS/400 al nuevo equipo y poder elaborar un plan de migración sólido y efectivo.

En cualquier proyecto de migración es fundamental entender profundamente el entorno a migrar. La dedicación y el tiempo invertido en la fase de planificación paga altos dividendos al momento de llevar a cabo la migración, disminuyendo al máximo los riesgos de pérdida de información, y por su puesto, reduciendo o eliminando el tiempo que el servicio esté fuera de línea para evitar pérdidas financieras.

ibm_i-as400-migration

 

Los 14 puntos clave para tu migración

Las siguientes preguntas son aquellas que te ayudarán a planear la migración de tu IBM i – AS/400 y asegurar que nada se quede fuera del alcance del proyecto

  • Objetos críticos: ¿Sabes cómo identificar todos los objetos críticos de datos y del sistema que necesitan ser migrados?
  • PTFs: ¿Cuentas con los mismos PTFs actualizados en el viejo y en el nuevo equipo?
  • Software de terceros: ¿Necesitas diferentes licencias para que esos softwares puedan operar con continuidad en el nuevo equipo?
  • Almacenaje, memoria y procesamiento: ¿Cómo estarán asignados estos recursos en el nuevo equipo?
  • Conexiones de otros sistemas: ¿Se tiene visibilidad y control total de servidores intermedios conectados al IBM i?
  • Configuraciones de seguridad: ¿Se ha verificado que los entornos cuenten con la seguridad necesaria para el momento del go-live en el nuevo equipo?
  • Ancho de banda: ¿El nuevo Sistema requerirá más ancho de banda del actual? Este punto es particularmente importante cuando la migración implica un cambio en el lugar donde se encuentren los servidores
  • Hardware externo: ¿Se ha validado la compatibilidad de todo el hardware extra que se deberá utilizar en el nuevo equipo?
  • Compatibilidad de los medios de respaldo: ¿Todo lo respaldado trabajará correctamente en la nueva máquina o será necesario arreglar algunos cambios?
  • Conexiones externas: ¿Se han evaluado correctamente las conexiones por VPNs, FTP o cualquier otro tipo de conexión?
  • Preparación de data: ¿Se buscará encontrar y eliminar objetos obsoletos o hacer una reorganización de objetos previo a la migración?
  • Alta disponibilidad (HA – High Availability): ¿Cuenta con las soluciones y licencias necesarias para replicar la información del nuevo equipo al de backup?
  • Infraestructura consistente: ¿Es posible asegurar que cualquier cambio en la configuración del nuevo equipo estará sujeto a un estricto proceso de control de cambios?
  • Otras consideraciones: ¿Habrá nuevas aplicaciones a instalar en el nuevo equipo? ¿Existen nuevas versiones de aplicaciones a considerar? ¿Qué elementos se retirarán del equipo viejo y por qué?

Un proyecto de migración puede resultar abrumador. Sin embargo, comenzando con una planeación correcta que contemple todos los factores importantes ayudará a disminuir los tiempos del proyecto así como los riesgos del mismo.

Contar con soluciones de Alta Disponibilidad (HA) para IBM i – AS/400 tales como Quick-EDD/HA ayudarán a simplificar el proceso de migración ya que replican constantemente la información entre equipos de producción y de backup prácticamente en tiempo real. Hacer migraciones con un mínimo tiempo fuera de línea o incluso sin tiempo fuera de línea es posible gracias a Quick-EDD/HA. En Timware hemos ayudado a llevar a cabo de forma exitosa migraciones de nuestros clientes a lo largo de 32 años de trayectoria gracias a esta solución.

Contáctanos y hablemos más sobre lo que necesita tu compañía: